octubre 2018 archivo

Uncategorized

Personas que aman demasiado

Hay un libro que se titula «Mujeres que aman demasiado». No lo he leído y no puedo explicaros de que trata. Solamente quiero hacer aquí una breve reflexión sobre esa sensación que muchas personas tienen de amar demasiado.

Este concepto de amar demasiado suele ir asociado a personas sufridoras, lo que hace que muchas personas decidan no amar para no sufrir. Pero, ¿qué es la vida sin amor? ¿qué es la vida sin emoción y sentimiento? Los sentimientos pueden ser agradables o desagradables. Hay una amplia gama de emociones y sentirlas es algo grande, a pesar que algunas de ellas nos den malos momentos.

Una persona insensible vive la vida a medias, sin conocer todos sus matices. Protegerse de esta manera puede volverte una persona autosuficiente pero a la vez aislada. Es respetable sentirse feliz así. Pero, ¿qué sería del mundo si todos fuésemos así?

Yo solo os puedo hablar de mí, de mi gran sensibilidad y emocionabilidad. ¿me ha hecho sufrir? Sí. Pero también me ha hecho crecer y experimentar relaciones plenas y magníficas. Ese matiz emotivo te da una sensación de plenitud incomparable con pocas cosas. Cuando estableces relaciones altamente emotivas puedes llegar a lo más alto. Claro que si te fallan o sientes que lo hacen en algún momento también te hacen ir a lo más bajo.

Pero lo importante ante todo es quererse muchísimo a uno mismo, tener una autoestima estable, alta y fuerte. De esta manera todo es más suave, tanto las subidas como bajadas.

Hace poco tuve una conversación con una persona que optaba por la insensibilidad como modo de vida y felicidad. Realmente estaba convencida de ello y se sentía fuerte, incluso superior pero era triste escuchar el tipo de relaciones personales que establecía. De todos modos, somos libres de elegir lo que sentimos y cómo.

Amar demasiado no significa amar obsesivamente. Para mí es dejar libre nuestra sensibilidad. El amor obsesivo tiene poco de sano. Los extremos no son buenos compañeros de viaje porque reducen nuestro campo de visión. En este caso nuestro campo de emoción. Ama libremente, dejando fluir tu sentimiento. Sentir es vivir.

 

 

 

 

Uncategorized

Cuando me duele la garganta

¿Has sentido dolor de garganta tras unos días de tensión? Tal vez te digan que se debe a que los nervios te han bajado las defensas y que si tu punto débil es la garganta, pues ese es el motivo de tu molestia. También pueden decirte que habrás cogido frío en algún momento y se te ha «cogido» a la garganta. Pero también podrías preguntarte que es lo que has estado dejando de verbalizar en ese momento de tensión.

Hay una parte emocional tras casi todos los malestares físicos que sufrimos. La explicación que le demos dependerá de nuestras creencias. Si eres una persona muy racional y tradicional darás por buena la explicación de tu médico. Pero prueba de ir a dos médicos más y quizá te encuentres con diferentes explicaciones y/o incluso diferentes tratamientos (si es que te dan alguno). Si eres una persona más emocional tendrás en cuenta el factor «sentimiento experimentado» en un determinado momento y su correlación con el malestar físico.

La educación recibida, las personas con las que nos hemos ido relacionando a lo largo de nuestra vida y nuestra propia experiencia con la salud-enfermedad harán que nos decantemos por una explicación u otra. Elijas la que elijas recuerda que el centro eres tú. Piensa que igual que tu cuerpo ha enfermado, también se va a poder recuperar y curar.

Si es cierto, como dicen, que solo usamos el 10% de la capacidad de nuestro cerebro; piensa en el 90% restante. ¿qué podríamos hacer con él? ¿que propiedades y funciones tiene? ¿qué es lo que hace? yo creo que si dejas volar la imaginación podrás conocer parte de ese potencial, de ese 90% desconocido.