abril 2018 archivo

Uncategorized

Compañías que suman

Hace tiempo empecé a escuchar hablar de compañías o personas tóxicas y me pareció muy clarificador el tema. Pero he de decir que hasta hace unos días parece que mi mente inconsciente no se entendió con la consciente respecto a este tema. Y lo que consiguió que estas dos mentes se entendieran fue cuando me dijeron: «relaciónate con gente que te sume; los que te restan no vale la pena». Y entonces empecé a vivir como fluyendo entre la gente y entre mi entorno en general, dejándome llevar por lo que sentía. Si sentía que lo que me rodeaba me hacía sentir bien, entonces me sumaba y disfrutaba de ello. Si por el contrario me sentía incómoda o mal, era consciente de que algo me restaba y observaba buscando qué era lo que lo hacía. Una vez localizado me alejaba de ello o simplemente no le prestaba atención. Haciendo esto durante varios días seguidos,  empecé a sentirme feliz, empecé a quererme más y  a sentirme bien en general.

A pesar de que la idea de las relaciones tóxicas la conocía y había leído sobre ello y comprendía el tema, parece que faltaba un «click» para interiorizar y aplicar ese concepto, esa manera de funcionar. A veces conocemos la teoría de las cosas, entendemos lo que nos explican pero falta que algo se acople en nosotros para que de verdad tenga el efecto deseado. A menudo puede ser oír diferentes palabras que expresen lo mismo, y por el motivo que sea, esas palabras «calan» en nuestro interior.

Aparecerá la manera y el momento, no dejes de esperarlo.